Monthly Archives: January 2013

Carrera de San Silvestre DF, mi primera carrera de 10K

La carrera comenzaba a las 7 am. Quedé de reunirme con mis primos y mi sobrina a las 6:40 am. Aún estaba oscuro y aunque era 31 de diciembre no hacía tanto frío. Nos tomamos la foto del recuerdo y nos dirigimos a la zona de salida.

Eran ya las 7 am. No escuché el disparo de salida pero el contingente comenzó a avanzar. Mi estrategia sería la misma que en mis otras carreras: comenzar despacio e incrementar el ritmo hacia al final. En este caso, iría tranquilo los primeros 6 kilómetros y entonces empezaría a acelerar.

La carrera inició en la fuente de la Diana con dirección a Chapultepec. Es muy agradable disfrutar la avenida Reforma sin coches. Tláloc en el museo de antropología nos vio pasar. Al llegar a Gandhi doblamos a la derecha para luego tomar Rubén Darío. Llegué al primer puesto de abastecimiento pero había mucha gente y solo una persona distribuyendo Gatorade. Si quería refrescarme debía pararme, así que decidí seguir adelante. Ya me refrescaré en el siguiente puesto de abastecimiento, pensé. Era el kilómetro 3 apenas.

Pasamos por un par de pasos a desnivel por Chivatito, donde el eco motivaba a algunos corredores a gritar con la arenga “Ya se cansaron???…” . “NOOOOO!!!”.

Entonces vino la cuesta de Chivatito, para cruzar por arriba de periférico. Mantuve el ritmo, al fin no iba demasiado rápido. Lo bueno de las subidas es que viene la bajada. No alcancé agua en el puesto de abastecimiento del kilómetro 5. Debía esperar al siguiente puesto. Aproveché la bajada para acelerar. Ya el Sol iluminaba la mañana.

Llegué nuevamente a Reforma y justo antes del Auditorio Nacional vi el puesto de abastecimiento de Gatorade. Era claro que tenía que pararme para abastecerme pero ahora sí no me importaba, lo necesitaba! Una persona servía con una jarra, tomé un vaso y bebí rápidamente. Me dio pila para seguir! Hice la vuelta en U a la altura del Hard Rock, sabía que venía lo último. Llegué al kilómetro 8. Me sentía bien así que empecé a acelerar.

La primera sección del bosque de Chapultepec estaba a mi derecha y del lado izquierdo repartían agua en pequeñas bolsitas, como las de las congeladas que vendían afuera de la escuela cuando era niño. Agua que me supo a gloria, nuevamente me dio pila. Vi el marcador del kilómetro 9, miré mi cronómetro. Llevaba aproximadamente 55 minutos. Me di cuenta que era posible terminar en menos de 1 hora.

Incrementé la velocidad al máximo. A la altura de la Torre Mayor de plano empecé a respirar por la boca. La meta estaba a la vista. Continué lo más rápido que pude. Esos últimos metros se extendieron más de lo que esperaba y finalmente crucé !!! Tiempo chip: 1 hora 1 segundo.

Meta, carrera y objetivo alcanzados! La carrera de San Silvestre es una gran forma de cerrar el año !!!